Yoga: Tus Primeras Posturas

El Yoga es una disciplina física y mental que sirve para aquellas personas que buscan un tipo de terapia alternativa para aliviar el estrés, la ansiedad o los trastornos del sueño. Son una serie de posturas (asanas) que permiten  establecer un diálogo íntimo y silencioso con nuestro cuerpo, permitiéndonos explorar y aceptar nuestra realidad física.

Gracias a las diferentes posiciones de yoga podemos comprender el funcionamiento de nuestro cuerpo y los estímulos que éste necesita para estar equilibrado y en armonía.

A menudo, suele decirse aquello de que quien integra la práctica del yoga en su día a día, ya no vuelve a ver la vida del mismo modo; algo cambia, el yoga trasciende al plano físico para llegar al mental y al emocional favoreciendo un equilibrio que se vivencia en todos los planos de nuestra realidad.

La palabra yoga procede del sánscrito y significa unión, asociándose a su vez con prácticas de meditación del hinduismo, el budismo y el jainismo.

Estamos ante un ejercicio capaz de expandirse en todos los ámbitos de nuestro ser: nos garantiza un cuerpo más resistente a la vez que flexible, una mente más centrada y, según dicen, hasta un espíritu más noble y receptivo.

Siempre es buen momento para probar nuevas experiencias y, si estas son positivas a la vez que gratificantes, vale la pena dar el paso y percibir qué impacto tiene en nosotros mismos esta práctica originaria de la India, cuya palabra procede del sánscrito y significa “unión”.

Los beneficios del Yoga se consiguen con posturas que son mucho más sencillas de lo que parecen, no se trata de una práctica física ni de un deporte, sino de alcanzar un estado y bienestar que va más allá de lo físico. Siempre se dice que uno no se adapta al Yoga, el Yoga debe adaptarse a cada uno.

Comienza con estas primeras posturas:

Postura del Guerrero I (Virabhadrasana I)

La postura del guerrero I es una de las más practicadas en las sesiones de yoga. Se trata de una asana muy básica que es perfecta, también, para que prueben las personas que se están iniciando en esta práctica ancestral.

Según la mitología hindú, Virabhadra fue un guerrero enviado por Shiva, para matar a Daksha. Y así vengar la muerte de su amada. De ahí viene el origen de esta posición de yoga, por ese guerrero.

La primera Postura del Guerrero es con los brazos hacia arriba, levantando la espada y contiene una gran cantidad de beneficios como:

  • Tonificar los músculos
  • Estira el pecho, los pulmones, los hombros, el cuello, el abdomen y las ingles (psoas).
  • Da fuerza a los hombros, brazos y músculos de la espalda.
  • Fortalece y estira los muslos, las pantorrillas y los tobillos.
  • Mejorar la capacidad pulmonar.
  • Conseguir un estado de relajación y tranquilidad.

Postura del Guerrero II (Virabhadrasana II)

La segunda Postura del Guerrero es un poco distinta debido a que el guerrero ya está en posición de ataque y sus beneficios son:

  • Da fuerza a los hombros, brazos y músculos de la espalda.
  • Fortalece y estira los muslos, las pantorrillas y los tobillos.
  • Sirve para estirar la parte superior del cuerpo: la espalda, el pecho, los hombros, el cuello, los músculos abdominales, y los de los brazos.
  • Fortalece las piernas para tener más resistencia.
  • Es buena para adelgazar y tonificar.
  • Fortalece los glúteos.
  • Es buena para ganar equilibrio y estabilidad.
  • Corrige la postura, ya que se realiza con la espalda recta e intervienen los hombros.
  • Prepara gradualmente  para asanas más avanzadas.
  • Mejora la coordinación del cuerpo.
  • Aumenta la capacidad de concentración.
  • Como todos los ejercicios de Yoga sirve para relajarse y expulsar el estrés de tu vida.
  • Incrementa la capacidad pulmonar

Postura del Guerrero Reverso (Viparita Virabhadrasana)

Es una figura de yoga que se realiza a partir de la pose del guerrero 2. La podemos catalogar dentro de las posturas básicas para yoga, ya que es ideal para principiantes. Es muy fácil de aprender y muy rápido.

El nombre de Viparita Virabhadrasana viene de la palabra en sánscrito: asana, que significa postura, Viparita es del revés y Virabhadra, que es el nombre del guerreo de Shiva.

Los beneficios que aportan la pose del Guerrero Reverso son los siguientes:

  • Fortalece los cuadriceps, tríceps, hombros, glúteos y zona abdominal.
  • Estiras la parte trasera de las rodillas aportando mayor flexibilidad en las piernas.
  • Estiras también tu torso y expande tu columna vertebral.
  • Consigue mayor apertura en pechos y caderas.
  • Mejorar en la postura, consigues un mejor equilibrio y mayor resistencia.
  • Te previene de lumbago y ciática.
  • Te prepara el cuerpo para poder realizar posturas más avanzadas.
  • Ayuda a mantener la concentración y a estar mas centrado y consciente.
  • Al realizar respiraciones profundas, consigues aumentar tu capacidad pulmonar.

Postura del Árbol (Vrksasana) 

La postura del árbol o Vrksasana es una de las asanas de equilibrio de Yoga más utilizada. En ella, el pie que queda apoyado en el suelo simboliza las raíces del árbol que lo unen a la tierra, y los brazos simbolizan las ramas que crecen hacia lo alto. Entre los beneficios de esta postura, tenemos que:

  • Fortalece los muslos, pantorrillas, tobillos y columna vertebral.
  • Estira las ingles y los muslos internos, el pecho y los hombros.
  • Mejora el sentido del equilibrio.
  • Mejora la capacidad de concentración.
  • Alivia la ciática y reduce los pies planos.
  • Corrige la postura.
  • Abre las caderas y amplia su rango de movimiento.

 Postura del Bailarín o del Señor de la Danza (Natarajasana)

Una de las posturas que vemos más a menudo por su dificultad y a la belleza y armonía de sus forma. Esta postura se identifica con la danza que realiza el dios Shiva, un dios hindú descrito como un yogui omnisciente, practica en el inicio de los ciclos de creación.

No se trata de una postura sencilla, pero podemos pasar por diferentes asanas más fáciles que nos preparen hasta llegar a ella.

La postura del bailarín de Yoga es una asana que se realiza de pie y que implica una extensión de la columna hacia atrás o backbend, además de requerir una buena movilidad de caderas y hombros, una gran flexibilidad y un cierto equilibrio.

Entre sus beneficios tenemos:

  • Estira los hombros y el pecho.
  • Estira los muslos, las ingles y el abdomen.
  • Fortalece las piernas y los tobillos.
  • Mejora el equilibrio.
  • Trabaja el sentido del equilibrio, ayudando a mejorar tu balance.
  • Expansión de la caja torácica, promoviendo una mejor respiración.
  • Fortalece el sistema nervioso.

Con el yoga hombre controla su clima físico así como su vida espiritual y mental. La circulación de la sangre, el grado de tensión de los músculos y nervios y hasta los mismos pensamientos que penetran en la mente son susceptibles de control y dominio progresivos.

Estas practica de posturas se pueden recomendar a todas las personas y es una fuente inagotable de vitalidad y de buen humor.

El equilibrio está en tu interior

 

Fuentes:
Lamenteesmaravillosa.com
ciudadyoga.com
yogiviajero.com
vitonica.com
Facebook Comments